Muy cerca de lo importante, pero muy lejos de todo lo urgente en el Alt Empordà. Restaurante de toda la vida con hotel de 4 habitaciones

Remena’m la Cirera 2010

(Publicado en Gastronomicum el 29 de mayo 2010)

Toda la vida ha habido cerezos en el Alt Empordà, sea delante, atrás, o a un lado, en la mayoria de las casas, solía haber un cerezo.

La helada del 54 cambió no sólo esto, sino también la tranquila vida de sus gentes. La helada mató los olivos, con lo que muchos fueron a Francia a trabajar, “a hacer la temporada” de albaricoques, cerezas, la viña… Pero esta emigración temporal, provocó que la gente trajera pies de cerezos de Francia (la mayoría de Ceret) porque creían, sabían, que el terreno y el clima era apropiado.

Con el paso de los años, largos en estos lugares, en el 96, gracias al ayuntamiento local, los payeses, las familias, y alguien convencido de su calidad, se creó la I Fira-Mercat de la Cirera de Terrades.

Actualmente, en su XIV edición, siempre el primer domingo de junio, la feria posee una asistencia que oscila entre 6000 y 8000 personas.

En un sólo día.

En un pueblecito de 193 habitantes con una edad media superior a los 60 años.

Al que se llega por una dulce y solitaria carretera, que cruza campos, ve pasar pequeñas y modestas masías abandonadas, sin techos, y resigue amapolas y ginestas.

Se trata de una feria diferente de las otras, porque cada familia posee su propia plantación (no hay cooperativa) y se respetan unos cánones de calidad y de precio: la mejor cereza es la que se expone para su venta ese día.

Desde aquí se impulsó la cocina elaborada con cerezas (no acompañada), porque los mayores del pueblecito, recuperaron recetas antiguas y se animaban a elaborar almíbar, confituras, galletas, pasteles y “platillos”.

Actualmente, puede decirse que Terrades es capital de cereza del Alt Empordà y se ha conseguido que su cereza esté presente en las cocinas de restaurantes apreciados en Girona y alguno de Barcelona. Los esfuerzos, son eso, esfuerzos.

La calidad de este producto viene dada por la tierra arcillosa del lugar, un clima seco, frío, con agua subterranea en su justa medida, pocas lluvias y la dedicación de sus productores. Este mix, aunque impide conseguir denominación de origen y cooperativa propia, es lo que les alimenta a cada familia, a conseguir todos los años la mejor cereza en competencia directa con la de al lado.

El producto es delicioso. Estais todos invitados a disfrutarla.

Anuncios

Una respuesta

  1. Pingback: En Terrades ya estan los cerezos en flor! « Historias de La Fornal dels Ferrers

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s