Muy cerca de lo importante, pero muy lejos de todo lo urgente en el Alt Empordà. Restaurante de toda la vida con hotel de 4 habitaciones

Archivo de Autor

Das calabazas o cabello de ángel? Es temporada…

Llevamos unos cuantos días sonriendo con el slogan de si o bien te dan calabazas, o bien te dan cabello de ángel…
La verdad es que esta ironía, que sobrepasa fácilmente el entorno culinario, lo que pretende es desvelar que es una lástima que los más modestos productos de la tierra, puedan cocinarse con falta de tacto (respeto) o con poca picardía (ingenuidad).
Recuerdo de niño, ir a ver las calabazas del huerto de mis abuelos. Para mí eran enormes y (no sé por qué), pero de muchos colores…
Más tarde, ya de cocinero, he ido recordando los platos que mi abuela hacia con calabaza (era increíble lo que la gente de los pueblos llegaba a hacer con los productos de la tierra), elaborando, sí, mermeladas, sopas, cremas, purés, pero también en la “escudella” de Navidad.
En La Fornal, este octubre no he querido sólo incorporar en la Carta una crema de calabaza con vieiras y un especial mató de Cabra de Cistella con confitura de cabello de ángel (que elabora nuestra cabrera, Martona), sino que he retomado la doble cata de jabalí al moscat de Alejandría y al tempranillo, y el conejo a las hierbas y al limón de toda la vida.
Y recuerda que si quieres adegalzarte, es bueno que te den calabazas: contiene muchos hidratos de carbono, que sacian el hambre…

Anuncios

Déjate llevar por una Bienvenida Digital

Hará unos seis meses que publiqué en Hosteltur “Amenities Digitales“, un intento de cómo podíamos hacer llegar la parte más útil del 2.0, al viajero de La Fornal dels Ferrers.

Las Amenities Digitales, que siguen encontrándose en cualquiera de nuestras cuatro habitaciones, se apoyan bastante en los códigos QR, y en estos meses he podido comprobar que, bien poco a menudo, eran utilizados con la misma facilidad que tenemos los que ya conocemos su uso. Desde la desconfianza hasta la pura perplejidad, se iban sumando inputs a la idea de que era necesario generar algo mucho más intuitivo. Las Amenities Digitales pretendian ser usadas durante la estancia; no que, en el momento del check-out, se empezara a preguntar apenas sobre su uso.

Así que, pensando mucho en ello, a principios de este septiembre 2010, he incorporado una Bienvenida Digital. La Bienvenida Digital posee un formato parecido a una newsletter, absolutamente interactiva que os llega, pocos minutos después, de haber accedido a la habitación, a vuestra bandeja de entrada del correo electrónico.

En ella os informamos de todo aquello que creemos puede ampliar vuestra experiencia en nuestro establecimiento.

A través de los enlaces que hay en cada imagen podeis comunicaros directamente con el cocinero (después de todo es un establecimiento que mucho antes de ser hotelero, ha sido restaurante), consultar las rutas que fuera de grandes circuitos comerciales, conocemos los de aquí, luego toda nuestra oferta gastronómica de temporada permanentemente actualizada, también todas las formas posibles con las que podeis comunicaros conmigo gratuitamente dentro y fuera del establecimiento, aplicaciones para IPhone (algunas también disponibles para teléfonos Android), que os descubriran nuevas formas de vivir el Empordà y curiosidades 2.0 de esta zona, plagada de sorpresas.

Muy pronto os comentaré hasta dónde llegamos con unos viajeros, explorando todas las posibilidades del 2.0, en un fin de semana.


Una experiencia diferente: l’Empordà 2.0

(Publicado en català, en Bitts CostaBrava el 21 de septiembre 2010)

Mar de bales de palla

Me entusiasma que el Alt Empordà se vuelva 2.0. Bajo el silencio y la inmobilidad de las piedras de las casas y de las costumbres de toda la vida, en Terrades por ejemplo, había servicio de ADSL mucho antes que cobertura de movil. Viendo como el pastor se entera de todo aquello que pueda enterarse en un pueblo de poco más de 200 habitantes y con una media de edad que supera la edad de la jubilación, puedes interactuar con todo el mundo a las quinientas… Aún sabiendo que la virgen continua pasando casa por casa, que debe respetarse la hora de la siesta, y que hacia las ocho de la tarde, los chiquillos todos en casa que ya es hora…

Hasta ahora desde un pueblo tan pequeño como Terrades, consultar cómo sopla la tramontana en Figueres ya era muy distraido, o informarse del estado del agua en tiempo real (es decir, las estaciones automáticas, avisos, lluvia, y la previsión del riego para un uso eficiente) en la nueva web del ACA, conocer el tráfico en tiempo real de la autopista AP-7, la caída libre en zoom para descubrir las rutas de senderismo de Itinerànnia a través de Google Earth, o jugar a ser capaz de encontrar los relojes blandos escondidos sobrevolando grandes ampliaciones de las obras más famosas de Dalí, mientras te acompaña una banda sonora enigmática y sugerente…

Però el paso hacia el 2.0 donde un mundo plagado de personas, a menudo entusiastas y colaboradoras, estudiosas, profesionales, amantes hasta la médula de tal o cual afición y, donde se comparten conocimientos bajo conversaciones que deben de aportar, a golpe de playa (Facebook) o de Cheers (Twitter), es descubrir una nueva puerta que no conocías ni tan sólo su existencia. No hay horario, no cierra los lunes, puedes hacer networking y encontrate muy cerca de todo aquello o aquel que estaba lejos, muy lejos. Ahora hace un año, en una primera batida buscando tuiteros alrededor de Figueres, apenas éramos seis contándome a mí misma… Ahora, el semanario l’Empordà está confeccionando la lista de los altaampurdaneses en casa Twitter. Pero, si amplías el círculo, hay una gran atmósfera de gerundenses muy activos.

Una cierta obsesión anti turística es una fuente de fidelidad que da paso a las identidades secretas que los de aquí conocemos (siguiendo los pasos de los gerundenses Clan-destinos en los dos posts ejemplares que linko) y que el mundo 2.0 puede ser un seductor calzador natural de una bienvenida muy anfitriona.

Rosas, es pionera en todo el estado español, y puede seguirse su patrimonio de la Ciudadela a golpe de código QR . Es decir que puedes ir aumentando tu experiencia presencial con toda la info que te proporciona el movil. Y para redondonear el tema, puedes implicarte en la Rosaspédia.

En Terrades, ya puedes encargar su pan de horno de leña centenario por Facebook. Así cuando vas a la tienda porque has vuelto a olvidarte cualquier cosa, comentas algo así como “¿qué hacías ayer en el Facebook, a aquellas horas?”. Y te ries un rato, en sana complicidad, con la panadera. Y a casa.

El incendio de Vilopriu de este verano, nos enteramos antes por Twitter que por ningún otro medio de comunicación. Las estrategias de ciertos hashtags pueden llegar a ser muy útiles aquí, tan arriba. En verano, sobretodo el de #incendis. Y desde aquí reclamo el hábito de los hashtags #emporda, #costabrava, #girona

Desde que la geolocalización ha llegado, con las herramientas Foursquare o Gowalla, la verdad es que me aplastan muchas ideas para plasmar el Alt Empordà. Me encantaría geolocalizar los mares de balas de paja, geolocalizar los campos de cerezos de Terrades, una butifarra dulca, la tortilla de harina, el rincón escondido de bambús entre Torroella y Sant Miquel de Fluvià… y así ir conformando una ruta de la retina.

Así que, por qué no convertimos nuestra vertiente más auténtica a la que no le faltan buenas raíces de tradición, historia, leyendas, cuentos o paisajes, en una fuente inagotable de buena difusión?

PD: Unas cuantas herramientas para comprender el alcance de Twitter


Remena’m la Cirera 2010

(Publicado en Gastronomicum el 29 de mayo 2010)

Toda la vida ha habido cerezos en el Alt Empordà, sea delante, atrás, o a un lado, en la mayoria de las casas, solía haber un cerezo.

La helada del 54 cambió no sólo esto, sino también la tranquila vida de sus gentes. La helada mató los olivos, con lo que muchos fueron a Francia a trabajar, “a hacer la temporada” de albaricoques, cerezas, la viña… Pero esta emigración temporal, provocó que la gente trajera pies de cerezos de Francia (la mayoría de Ceret) porque creían, sabían, que el terreno y el clima era apropiado.

Con el paso de los años, largos en estos lugares, en el 96, gracias al ayuntamiento local, los payeses, las familias, y alguien convencido de su calidad, se creó la I Fira-Mercat de la Cirera de Terrades.

Actualmente, en su XIV edición, siempre el primer domingo de junio, la feria posee una asistencia que oscila entre 6000 y 8000 personas.

En un sólo día.

En un pueblecito de 193 habitantes con una edad media superior a los 60 años.

Al que se llega por una dulce y solitaria carretera, que cruza campos, ve pasar pequeñas y modestas masías abandonadas, sin techos, y resigue amapolas y ginestas.

Se trata de una feria diferente de las otras, porque cada familia posee su propia plantación (no hay cooperativa) y se respetan unos cánones de calidad y de precio: la mejor cereza es la que se expone para su venta ese día.

Desde aquí se impulsó la cocina elaborada con cerezas (no acompañada), porque los mayores del pueblecito, recuperaron recetas antiguas y se animaban a elaborar almíbar, confituras, galletas, pasteles y “platillos”.

Actualmente, puede decirse que Terrades es capital de cereza del Alt Empordà y se ha conseguido que su cereza esté presente en las cocinas de restaurantes apreciados en Girona y alguno de Barcelona. Los esfuerzos, son eso, esfuerzos.

La calidad de este producto viene dada por la tierra arcillosa del lugar, un clima seco, frío, con agua subterranea en su justa medida, pocas lluvias y la dedicación de sus productores. Este mix, aunque impide conseguir denominación de origen y cooperativa propia, es lo que les alimenta a cada familia, a conseguir todos los años la mejor cereza en competencia directa con la de al lado.

El producto es delicioso. Estais todos invitados a disfrutarla.