Muy cerca de lo importante, pero muy lejos de todo lo urgente en el Alt Empordà. Restaurante de toda la vida con hotel de 4 habitaciones

Emporda 2.0

De Fines de Año… y 2.0!

De Fines de Año porque en Navidad y San Esteban cerramos por recogimiento familiar. La Fornal es un establecimiento pequeño, de gerencia familiar, y aún nos resistimos a dejar de celebrar en nuestra también muy pequeña familia, estas fechas especiales, alegres cuando hay niños, íntimas en el más amplio sentido de la palabra cuando los recuerdos te llevan a los que echas de menos, y no estan.

Los ampurdaneses, los gironins en general, son grandes conversadores de sobremesa. Aunque reincidamos ahora en clásicos, Josep Pla, Salvador Dalí, Deulofeu y las largas leyendas de personajes de cuento que existen, supieron traspasar esa frontera. La frontera de llevar a todos lo que en realidad compartes con unos pocos, en un momento en que las Redes Sociales eran inimaginables, impensables (y sí, no era gironí, pero ni tan siquiera Julio Verne las esbozó en ningún escrito…).

Ya hace unos años que decidimos, gracias a sugerencias de asiduos, ofrecer una carta abierta por Fin de Año. Una Carta algo diferente, más reducida, pero que os permite elegir y seguir vuestras costumbres normales en una comida.  Sí, no hay un precio fijo, pero teneis libertad total para decidir el coste final, al igual que en otras ocasiones del resto del Año, ¿por qué ésta especialmente debe ser diferente?

Podeis partiros un plato de primero, o picar de varios, hacer postre, o no hacerlo sino os apetece. También podeis venir a la hora que querais entre las 21 y las 22:30h, aparcar fácilmente, y una vez estais bajo la bóveda y cerca de la chimenea, la versión de Fin de Año es toda vuestra: charlar, conversar, susurrar o si nó carcajearos a gusto, resolver el mundo mundial, o decidir el futuro de una actitud que rumia de sien en sien hace largo tiempo a golpe de chin… la que querais!. Sólo os interrumpiremos para el momento de las doce uvas.

Sois SmartPhone’s-holics? Geolocalizaros en La Fornal y ganareis nuestra Special Offer de Foursquare creada sólo para la noche de Fin de Año. O hablad gratis para felicitar el Año Nuevo por Vonage a vuestros amigos de Facebook gracias a nuestro wifi gratuito. Y a los bloggers se os concederá el badge de Fornalero 2.0 para poder disfrutar de sus ventajas durante el 2011.

Los que pernocteis en alguna de nuestras únicas cuatro habitaciones, podeis continuar subiendo unos pocos escalones. Nosotros no se lo contaremos al resto del pueblecito…

Y Juan Carlos, al dia siguiente, el 1 de Enero, prolonga la misma Carta para los que no pudisteis venir, en un pueblo de pesebre como es Terrades, en el Alt Empordà.

Anuncios

Una experiencia diferente: l’Empordà 2.0

(Publicado en català, en Bitts CostaBrava el 21 de septiembre 2010)

Mar de bales de palla

Me entusiasma que el Alt Empordà se vuelva 2.0. Bajo el silencio y la inmobilidad de las piedras de las casas y de las costumbres de toda la vida, en Terrades por ejemplo, había servicio de ADSL mucho antes que cobertura de movil. Viendo como el pastor se entera de todo aquello que pueda enterarse en un pueblo de poco más de 200 habitantes y con una media de edad que supera la edad de la jubilación, puedes interactuar con todo el mundo a las quinientas… Aún sabiendo que la virgen continua pasando casa por casa, que debe respetarse la hora de la siesta, y que hacia las ocho de la tarde, los chiquillos todos en casa que ya es hora…

Hasta ahora desde un pueblo tan pequeño como Terrades, consultar cómo sopla la tramontana en Figueres ya era muy distraido, o informarse del estado del agua en tiempo real (es decir, las estaciones automáticas, avisos, lluvia, y la previsión del riego para un uso eficiente) en la nueva web del ACA, conocer el tráfico en tiempo real de la autopista AP-7, la caída libre en zoom para descubrir las rutas de senderismo de Itinerànnia a través de Google Earth, o jugar a ser capaz de encontrar los relojes blandos escondidos sobrevolando grandes ampliaciones de las obras más famosas de Dalí, mientras te acompaña una banda sonora enigmática y sugerente…

Però el paso hacia el 2.0 donde un mundo plagado de personas, a menudo entusiastas y colaboradoras, estudiosas, profesionales, amantes hasta la médula de tal o cual afición y, donde se comparten conocimientos bajo conversaciones que deben de aportar, a golpe de playa (Facebook) o de Cheers (Twitter), es descubrir una nueva puerta que no conocías ni tan sólo su existencia. No hay horario, no cierra los lunes, puedes hacer networking y encontrate muy cerca de todo aquello o aquel que estaba lejos, muy lejos. Ahora hace un año, en una primera batida buscando tuiteros alrededor de Figueres, apenas éramos seis contándome a mí misma… Ahora, el semanario l’Empordà está confeccionando la lista de los altaampurdaneses en casa Twitter. Pero, si amplías el círculo, hay una gran atmósfera de gerundenses muy activos.

Una cierta obsesión anti turística es una fuente de fidelidad que da paso a las identidades secretas que los de aquí conocemos (siguiendo los pasos de los gerundenses Clan-destinos en los dos posts ejemplares que linko) y que el mundo 2.0 puede ser un seductor calzador natural de una bienvenida muy anfitriona.

Rosas, es pionera en todo el estado español, y puede seguirse su patrimonio de la Ciudadela a golpe de código QR . Es decir que puedes ir aumentando tu experiencia presencial con toda la info que te proporciona el movil. Y para redondonear el tema, puedes implicarte en la Rosaspédia.

En Terrades, ya puedes encargar su pan de horno de leña centenario por Facebook. Así cuando vas a la tienda porque has vuelto a olvidarte cualquier cosa, comentas algo así como “¿qué hacías ayer en el Facebook, a aquellas horas?”. Y te ries un rato, en sana complicidad, con la panadera. Y a casa.

El incendio de Vilopriu de este verano, nos enteramos antes por Twitter que por ningún otro medio de comunicación. Las estrategias de ciertos hashtags pueden llegar a ser muy útiles aquí, tan arriba. En verano, sobretodo el de #incendis. Y desde aquí reclamo el hábito de los hashtags #emporda, #costabrava, #girona

Desde que la geolocalización ha llegado, con las herramientas Foursquare o Gowalla, la verdad es que me aplastan muchas ideas para plasmar el Alt Empordà. Me encantaría geolocalizar los mares de balas de paja, geolocalizar los campos de cerezos de Terrades, una butifarra dulca, la tortilla de harina, el rincón escondido de bambús entre Torroella y Sant Miquel de Fluvià… y así ir conformando una ruta de la retina.

Así que, por qué no convertimos nuestra vertiente más auténtica a la que no le faltan buenas raíces de tradición, historia, leyendas, cuentos o paisajes, en una fuente inagotable de buena difusión?

PD: Unas cuantas herramientas para comprender el alcance de Twitter