Muy cerca de lo importante, pero muy lejos de todo lo urgente en el Alt Empordà. Restaurante de toda la vida con hotel de 4 habitaciones

¿Tiempo?

Las paredes guardan todavía un recuerdo vivo de las antiguas formas de vivir en el Alt Empordà.

En Terrades, es como si el tiempo se hubiese detenido. Rodeados de bosque, y con el mejor pan y la mejor cereza de todo el Empordà.

Silencio, pan y cereza.
Desde hace ya 29 años, Joan Carles Alvarez Burralló (de la escuela Hoffman de Barcelona, y discípulo del maestro Josep Lladonosa), deleita con una cocina lenta: triples cocciones de dieciocho, veintidos o veinticuatro horas… La ternera de Girona, el pato de cinco bellotas, el tall que es pela, dobles civets de jabalí en época de caza, el foie gras, los ceps, los rossinyols, el romero, son los productos en torno a los cuales los diferentes platos se van sumando.
La carta se fundamenta en la cocina más tradicional y genuina de la tierra ampurdanesa, en base a una cuidada selección de los productos frescos de temporada propios del Alt Empordà, y la elaboración propia.
Anuncios